Dra. Gina Pizarro Dermatología y Estética en Barranquilla

Entendiendo la Rosácea y su Tratamiento: Consejos de Nuestra Dra. y CEO. Gina Pizarro

La rosácea es una afección de la piel que afecta a millones de personas en todo el mundo. Cómo médica especialista en dermatología ,puedo proporcionarte información valiosa sobre la rosácea y sus opciones de tratamiento.

Para comenzar, debemos responder la pregunta: ¿Qué es la Rosácea?

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se asienta a nivel central del rostro y afecta generalmente a pacientes de mediana edad. Se caracteriza por episodios transitorios de rubor, eritema permanente, telangiectasias, papulas y pústulas. Se cree puede ser ocasionada por alteraciones vasculares y la infestación por Demodex folliculorum  Además de los cambios físicos en la piel, la rosácea puede causar síntomas incómodos, como ardor, escozor y sensibilidad en la piel.

Tratamiento de la Rosácea:

El tratamiento de la rosácea es esencial para aliviar los síntomas y prevenir la progresión de la enfermedad. La rosácea se clasifica en 4 variantes, que tienen un manejo terapéutico distinto, aquí tienes algunas de las opciones terapéuticas más comunes:

1. Cuidado de la Piel: Un régimen de cuidado de la piel suave y específico es fundamental para los pacientes con rosácea. Se deben utilizar productos de limpieza y cuidado facial suaves, evitando ingredientes irritantes como el alcohol y los aceites esenciales.

2. Protectores solares: La protección solar diaria es clave. El uso de un protector solar de amplio espectro con un alto factor de protección (SPF) e idealmente con filtros minerales ayuda a prevenir el empeoramiento de la rosácea debido a la exposición al sol.

3. Medicamentos Tópicos: Los Dermatólogos podemos recetar cremas o geles tópicos que contienen ingredientes como ivermectina, metronidazol o azelaico para reducir la inflamación y el enrojecimiento.

4. Medicamentos Orales: En casos más graves, se pueden recetar antibióticos orales, como la doxiciclina o la tetraciclina, para controlar la inflamación.

5. Terapias Láser y Luz Pulsada Intensa (IPL): Los procedimientos con láser y luz pulsada intensa pueden ser efectivos para eliminar las venas dilatadas y mejorar el enrojecimiento de la piel, en nuestro consultorio puedes tener acceso a este.

6. Evitar Desencadenantes: Identificar y evitar los factores desencadenantes de la rosácea, como el alcohol, el picante, el calor o el estrés, es importante para prevenir brotes.

7. Maquillaje: El uso de maquillaje para cubrir el enrojecimiento puede ser una opción, pero es importante elegir productos hipoalergénicos y no comedogénicos.

Cada paciente es único, por lo que el tratamiento de la rosácea debe adaptarse a sus necesidades individuales. Consultar a un dermatólogo o médico esteticista especializado en dermatología es fundamental para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento personalizado. Además, ten en cuenta que la rosácea es una afección crónica que requiere un manejo a largo plazo para mantener los síntomas bajo control.

En resumen, la rosácea es una afección tratable, y con el enfoque adecuado, es posible vivir con comodidad y confianza. Si experimentas síntomas de rosácea o necesitas asesoramiento sobre el tratamiento, no dudes en consultarme. 

La salud y la belleza de tu piel son importantes, y el tratamiento adecuado puede marcar la diferencia.

volver arriba